Seleccionar página

En el ring del Club Pingüino se volvieron a ver los guantes el Centro de Combate y Lucha (CCL), quien hizo de local y el Coquimbo Boxing Club, quienes tenían pendiente la revancha de la pasada velada de boxeo realizada en junio, donde fue el roster de Andes Pedrini el que alzó con la victoria.

Antes de las acciones, se realizó un homenaje al crédito local Camilo Gallegos, quien volvía a casa para mostrar el cinturón que lo consagra como el nuevo campeón nacional de kickboxing. Tras las muestras de respeto, “El Tanque” se calzó los implementos y se subió al cuadrilátero para tener una exhibición con otro de los luchadores destacados de la Región, Flavio Pacheco.

Tras esta ceremonia, se iniciaron los combates en el ring del Club Pingüino, siendo la visita Bayron Puebla y el local Javier González los primeros en subirse al cuadrilátero. Tras un duro encuentro, González dio el primer punto al CCL al darle un golpe preciso a su rival, provocándole una hemorragia nasal que obligó al árbitro a suspender el combate.

Después Leonardo Lobera empató el global al obtener con decisión unánime el primer punto para Coquimbo, al vencer al CCL Joaquín Briceño. En la tercera pelea de la noche, Gary Rojas del CCL y Matías Mendizábal de Coquimbo protagonizaron uno de los duelos polémicos de la velada, donde sería Rojas el ganador por fallo dividido.

Finalmente, en la última pelea de la noche, salieron al ring, en el llamado “Duelo del Pacífico”, el nacional Pablo Ferrari y el peruano Jack Grajeda, quienes protagonizaron la pelea más intensa y pareja del día. Tras el sonar de la campana, marcando el epílogo del último round, fue el chileno quien levantó los brazos, cerrando así otra victoria del Centro de Combate y Lucha ante su símil de la ciudad puerto.

Pin It on Pinterest